Historia

Todo empezó cuando...

Estudiaba Artes Visuales en el año de 1988 en la Escuela Nacional de Artes Plásticas, ahí tuve mi primer encuentro con el Esmalte. Tuve dos maravillosos maestros, Alejandro Flores y Aurora Guerrero. El esmalte vítreo es una técnica que se utiliza en la industria para el recubrimiento de trastes esmaltados o para recubrimientos arquitectónicos.  Esta técnica me fue llevando a utilizar los mismos platos, tazas y teteras de esta industria como soporte y cada vez fue más recurrente en mi lenguaje artístico y así llegar a hacer de estos objetos una pieza única de arte y a su vez convertirla en arte utilitario.

Descripción de la marca y producto

Por varias generaciones los trastes de peltre han sido parte de los hogares mexicanos. Hecho que ha inspirado a la artista Maritza Morillas a conocer y trabajar, desde hace 28 años, con este material. Logrando, bajo la firma Esmalte Morillas, ofrecer objetos cotidianos con un sello de distinción

 ¿Cómo sucede?

 Cada una de las creaciones de Esmalte Morillas está diseñada y hecha en México, bajo un proceso tradicional que consiste en tomar una pieza de acero, recubrirla con esmalte vítreo y hornearla a una temperatura mayor de 850° C; lo que hace de la pieza un objeto capaz de soportar el uso diario sin alterar su forma ni su decoración.

 Así nace la línea “Vintage”, que incluye jarras, tazas, platos, azucareras, ollas y cucharas, todos resistentes a estufas y refrigeradores, menos a hornos de microondas.

¡Úsalo como un traste común, admíralo como una pieza única!.